69 comentarios

LA VIRGEN MARIA DESENMASCARADA

Por guerreropirata

Extracto tomado del libro La Verdadera Historia de Jesús el Galileo*


Estimados lectores, leamos detenidamente estos párrafos que se encuentran en la biblia:

"Todos ellos perseveraban unánimes en la oración, con algunas mujeres y con María, la madre de Jesús y los hermanos de él." (Hechos, 1-14)

Esta frase viene confirmada en el Evangelio de San Mateo:

"¿No es éste el hijo del carpintero? ¿No se llama su madre María, y sus hermanos Jacobo y José y Simón y Judas?" (Mateo, 13:55)

Estos dos párrafos nos llevan a estudiar uno de los temas más increíblemente mitológicos del cristianismo, elevado a dogma de fe por la Iglesia:

La Virginidad de María

Lo primero que debemos tener en cuenta es que no hay, en todo el nuevo Testamento una sola referencia o alusión a la presunta virginidad de María. Bien al contrario, Mateo le llama hijo del carpintero, loque contradice seriamente la posibilidad de una intervención del Espíritu Santo en las relaciones conyugales de José y María, y, por si ello fuera poco, relaciona incluso los nombres de sus hermanos. En realidad, la primera noticia histórica, es decir, documental, en la que se habla de la virginidad de María es en la "Epístola a los efesios", pero no en la de San Pablo, sino en una apócrifa que data del siglo II. En ella se dice:

"El príncipe del mundo (Satanás), no ha conocido la Virginidad de María, su parto y la muerte del Señor, tres misterios que fueron cumplidos en el silencio de la sabiduría divina." (Ouvrages des saints Peres qui ont vacú au temps des apótres, pág. 423)

Antes, Lucas y Mateo habían hecho unas referencias que posteriormente quedarían tergiversadas, distorsionadas para que, aparentemente, sirvieran de base al dogma virginal. Dice Mateo:

"Que siendo María su madre (de Jesús) desposada de José, antes que se juntasen, se halló haber concebido por obra del Espíritu Santo." (Mateo, I: 18.)

El asunto, a mi juicio, está claro: María quedó embarazada antes de casarse, por lo que más adelante, cuando se creó el mito de Jesús, fue necesario dar a esta situación una explicación, sino convincente para los espíritus críticos, sí necesaria para los que mantenían el cerebro anegado de fe y, por tanto, paralizado ante los temas sacros.

Autores diversos han querido ver en esta frase el argumento necesario para mantener la tesis de que María había mantenido relaciones ilícitas con un varón, soldado de los ejércitos romanos por más señas. La imposible demostración de semejante teoría, hace que la dejemos de lado, para seguir centrándonos en el problema de la virginidad. Lucas habla de una virgen desposada con un varón (1:26) a la que un "ángel del Señor" le anuncia su próxima concepción.

El calificativo de "virgen" no debe significar que ella se mantuviera en ese estado, sino que lo fue en el momento de casarse. ¿Por qué, pues, aseverarlo en un momento en el que no era importante ni necesario hacerlo? Simplemente, porque era una forma de afirmar que María había cumplido todos los requisitos de la tradición judía a la hora de concebir.


En efecto, si la virginidad no fue jamás tenida en cuenta entre los hebreos, que consideraban un mandato divino reproducirse cuanto más mejor, sí lo era a la hora de desposarse. El hebreo medio no censuraba a los solteros que mantenían relaciones sexuales, pero como buenos machistas que eran, exigían la virginidad al casarse.

Una ley otorgaba al marido el poder repudiar a su esposa si, durante la noche de bodas, no podía comprobar su virginidad. Por ello, y tal vez debido a los abusos de ciertos desaprensivos, era requisito obligado que los padres de la doncella entrasen en la habitación nupcial antes que el marido, desvirgasen a la hija y mostrasen un paño tinto en sangre al esposo...como prueba de que la mujer no había conocido varón. La virginidad, pues, no se tenía en cuenta entre solteras, pero estaba muy bien vista a la hora de casarse. Seguramente por esos, Lucas señala, muy de pasada por cierto, el antiguo estado de María.

Lo que queda inequívocamente claro, es que de la interpretación de cada uno de los textos se extraen conclusiones contradictorias. Pero no se alarme el lector: si se molesta en leer los cuatro Evangelios, encontrará todas cuantas guste. ..


Por otro lado, queda la segunda parte de la cuestión. Aceptemos que María era virgen; y que continuó siéndolo después del parto. Entonces, ¿qué explicación puede darse a la presencia de los cuatro hermanos de Jesús, brillantemente enumerados en el versículo que ya he transcrito?
Algunos autores se han empeñado en interpretar la palabra "hermanos" y convertirla en "primos" o, más genéricamente, "parientes".

Yo, desde lo más profundo de mi escepticismo, me pregunto: ¿por qué? ¿En qué se basan para tergiversar de tal forma algo que está tan claramente escrito ? Aceptaría esa solución si en el Nuevo Testamento no se utilizaran las dos expresiones familiares reseñadas; pero ya en los primeros versículos del evangelio de Lucas (1: 36) se utiliza el vocablo "parienta " al referirse el ángel que anuncia la concepción de María, a Isabel, madre del Bautista.

Entonces, ¿por qué alterar el significado .de las palabras? La explicación es sencilla: cuando se redactó este Evangelio, nadie pensaba en ulteriores problemas con respecto a algo tan trivial como la virginiqad. y se dijeron algunas cosas, no todas como veremos, de forma clara y tajante. Luego, al tener que acoplar los viejos textos a las nuevas necesidades dogmá ticas, no hubo más remedio que distorsionar y, en ocasiones, "interpretar" frases de clarísimo sognificado. Esto es todo.

Destrozado el dogma de la Virginidad de María, se inicia como hemos visto, la obra presuntamente escrita por Lucas.

*Dr. Frederick L. Beynon (de su obra La Verdadera Historia de Jesús el Galileo)