ENTREVISTA A LA VIRGEN DE FATIMA DE CARNE Y HUESO

 Por guerreropirata*

En mi anterior articulo, publique una investigación acerca de lo que pudo haber sucedido en el famoso "encuentro con la virgen de Fatima".

Siguiendo con la investigación, me topé con un articulo publicado en el diario El Pais llamado "Milagro en el espejo velado" , que trataba acerca de varias entrevistas que hizo Fernando Pessoa en el café literario A Brasileira situado en el barrio del Chiado de Lisboa; pero me llamó la atencion una párrafo del articulo que trataba acerca de haber entrevistado a la Virgen de Fatima en carne y hueso (!!)

A continuación les transcribo dicho parrafo:

Pero el milagro de A Brasileira se produjo a mitad de los años ochenta del siglo pasado cuando me encontré con la Virgen de Fátima en carne mortal, sentada a un velador ante una taza de chocolate y un bollo. 
Era una anciana muy elegante. Un fotógrafo portugués me animó a que me presentara ante ella y le preguntara si era la señora que se apareció en Cova de Iria.
Así lo hice. Después de cierta reticencia por mi proceder tan intempestivo y habiéndose repuesto de su primera duda, me ofreció la silla a su lado y me contó la historia.

Se llamaba Mary Wilkin y era inglesa. Se había casado en el año 1917 con Roberto Pinheiro, un joven topógrafo de Oporto, al que conoció en Londres.

El primer trabajo de su marido consistió en realizar unos cálculos de topografía para abrir una carretera de segundo orden en Cova de Iria, un paraje abandonado del mundo junto a un pueblecito de Fátima. 

Mary Wilkin, apenas una adolescente, recién casada, pelirroja, vestida de blanco hasta los pies, con sandalias y un chal azul acompañó a su marido y mientras él trabajaba en las mediciones del terreno, ella se perdía por el valle buscando flores silvestres.

Era el 13 de mayo cuando le sorprendió a media mañana una tormenta y se subió descalza a un árbol.  
De pronto se abrió el sol entre dos cúmulos blancos, un rayo le iluminó el rostro y en ese momento, en el silencio absoluto del paraje, sonó el tintineo de campanillos de unas cabras y vio a tres pastorcillos, dos niñas y un zagal, al pie del árbol mirándola. 

Aquellos niños nunca habían visto a una joven pelirroja vestida de blanco con un chal azul, salvo en la estampa de la Virgen de Murillo que había en la iglesia de Fátima. 

Traté de que entendieran en inglés. Jugamos al escondite y nada más.
-Ese verano -me dijo Mary Wilkin- volví con mi marido de vacaciones a Inglaterra y de regreso a Portugal en otoño me encontré que a Cova de Iria iban decenas de miles de peregrinos.

Años después en la presentación de un santoral de Luis Carandell junto al padre Martín Patino, conté que este prodigio del café A Brasileira podía considerarse el verdadero secreto de Fátima. 

Y ante cierto malestar que expresó monseñor, dije que Dios no tenía por qué molestar a la Virgen y hacerla bajar del cielo si pudo haberse servido de una bella inglesa para realizar el milagro.

 COMENTARIO:
 Vemos que existen varias versiones de lo que realmente sucedió en Fatima, queda a su disposición amigos lectores cual de ellas tienen mas credibilidad, porque para mi ahi lo que sucedio fue otra pantomima de la iglesia para reclutar mas fieles.

*Tomado de http://elpais.com/diario/2010/07/25/ultima/1280008801_850215.html

btemplates

3 comentarios:

Anónimo dijo...

mentiras tullas

Anónimo dijo...

Tu blog me parece bastante estúpido.
Y no porque sea católica y porque esté totalmente de acuerdo con esta publicación. Leyendo más de tus publicaciones que hablan "mal" de otras religiones también, me doy cuenta de que no sabes mucho, redactas mal, nisiquiera puedes argumentar bien lo que dices.
Qué pena, mejor haz algo de provecho con tu vida. Estudiar, por ejemplo.

Anónimo dijo...

en desacuerdo*

Publicar un comentario